Quimica

Compresas y calor de disolución.


Una aplicación importante para disolver el calor son las almohadillas de emergencia, que están a la venta en muchos países.

Se utilizan como primeros auxilios para las lesiones sufridas, por ejemplo, durante el ejercicio físico, los deportes.

La compresa caliente es una bolsa de plástico con una ampolla de agua y un químico seco (cloruro de calcio o sulfato de magnesio).

Con un golpe, la ampolla se rompe y el agua disuelve el químico, liberando calor:

CaCl2(S) + agua → CaCl2(aq) ΔH = -82.7kJ / mol

La compresa fría contiene una sustancia química de disolución endotérmica (como el nitrato de amonio).

NH4NO3(S) + agua → NH4NO3(aq) ΔH = + 26.3kJ / mol

Estas almohadillas no son reutilizables y su efecto dura unos 30 minutos.